003.The Holder of The Eternity

The Holder of The Eternity | El Portador de la Eternidad

En cualquier cuidad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o centro de rehabilitación a la que tengas acceso. Cuando llegues a la recepción, pide visitar aquel que se hace llamar “The Holder of The Eternity”. Un suspiro podría salir del sujeto quien te mirará con suma lástima. Te llevarán por un tramo de escaleras a lo que debería ser el sótano del edificio; sin embargo no lo es.

A medida que progreses por el vientre del edificio, comenzarás a escuchar un conjunto de gritos. Al principio será apenas audible, como si se originara en un punto distante; pero cuanto más te acerques al final del corredor, lo más ruidosos que se volverán, hasta que resuenen tan fuerte que pareciesen consumir todos los demás sonidos. Pronto, el estruendo se volverá tan doloroso que sentirás la implacable necesidad de desgarrarte tus propios oídos para escapar de él. Es aconsejable resistir este impulso, o será imposible finalizar tu búsqueda. El empleado te mostrará una puerta, cubriéndose ambos oídos mientras lo hace. Tan rápido como pueda, abrirá la puerta y huira, dejándote sólo en este estrecho y oscuro pasillo.

Ésta será tu última oportunidad de escapar. Si decides continuar, abre la puerta; el perforador lamento acabará abruptamente dejando tus oídos zumbantes. El cuarto al que entrarás estará cubierto en una casi tangible y consumidora oscuridad, excepto por el lejano extremo de la habitación. Allí, esposado a la pared, estará una figura famélica cubierta en carne cruda. Te mirará fijamente con una maníaca expresión plantada en su rostro a pesar de estar lleno de heridas y con un escalpelo a medio enterrar en su pecho. Ahora será tu única oportunidad para salvarte, y la única manera es preguntar “¿Quién los creó?

El cacareará a manera de la agonía de muerte de un animal antes de responder. El suyo será el más terrible cuento que jamás hayas escuchado, yendo más allá de tan primitivos conceptos como el dolor y muerte. Se profundizará en la pura esencia de la maldad; aquellos de mente débil se pierden en la locura al oír la historia del sujeto, así que mantente fuerte, no importa cuán débil se pueda sentir tu mente.

Cuando acabe, dependerá de ti acabar con su vida, liberándolo de su terrible carga. Remueve el escalpelo y se estremecerá en agonía antes de caer en silencio… por siempre.

Ese escarpelo es el Objeto 3 de 538. Está en ti si los demás deben ser protegidos o destruidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: