005.The Holder of The Light

The Holder of  The Light | El Portador de la Luz

En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o centro de rehabilitación a la que tengas acceso. Cuando llegues a la recepción, cierra tus ojos y pide visitar aquel que se hace llamar “The Holder of The Light”. Serás guiado a una puerta aislada que lleva a un largo y ventoso corredor. Te dirán que abras tus ojos. El pasillo estará oscuro, suficientemente angosto como para que seas el único que se aventure en él; sentirás las paredes a tus lados, deberás continuar adelante.

Si en cualquier momento del camino el pasillo es bruscamente bañado en luz, inmediatamente cierra tus ojos y devuélvete a la puerta por donde entraste. Si tus ojos se mantienen abiertos por más de un segundo, lo que verás te forzará arrancarlos.

Si las luces se mantienen apagadas lo suficiente para que atravieses todo el corredor, llegarás a otra puerta. Si puedes ver alguna luz escapando por el espacio bajo la puerta, huye inmediatamente; lo que buscas no está allí. Si no hay luz visible bajo la puerta, cuidadosamente gira la manilla y entra.

El cuarto delante estará completamente oscuro excepto por una solitaria y poco luminosa vela. La escasa luz que emite revelará el contorno de una figura cubierta por una capa por sobre ella. El hombre bajo la capa figurará estar completamente inmóvil. Sólo hay una pregunta a la que el hombre responderá: “¿Qué puede protegernos de Ellos?”.

Di algo más y te arrancará los ojos y devorará tu alma; serás en seguida forzado a tomar su lugar bajo la capa por el resto de la eternidad.

Si haces la pregunta de arriba, un grito perforador sonará de la vela y una serie de luces iluminarán el cuarto, revelando imágenes de los más terribles pensamientos, fantasías y memorias de todas las conciencias a través de la historia. La mayoría no puede manejar este evento; caerán en la locura o morirán de inmediato. No obstante, si pudieras por algún medio manejarte para sobrevivir la prueba, el hombre en capa se alzará lentamente, pondrá sus manos en tu cabeza y te forzará a mirar su rostro. Se verá como un hombre joven, pero sus ojos son meras cuencas vacías. Desde este punto no debes desviar tu mirada, así eludiendo el ser dejado en este cuarto, olvidado por siempre en el tiempo. Si no lo haces, entonces abrirá tu mano derecha y colocará allí un pequeño y redondo objeto. Desde este punto en adelante sentirás ningún dolor, pero las terribles imágenes que has atestiguado en ese cuarto serán labradas en tu memoria por toda la eternidad.

El ojo que sostienes en tu mano es el Objeto 5 de 538. El despertar ha comenzado; ellos no deben ser puestos juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: